Esófago de Barrett

Esófago de Barrett

 

El esófago de Barrett es una condición adquirida cuyo resultado es una lesión grave de la mucosa esofágica y cuya importancia radica en la posible evolución hacia el cáncer esofágico.

 

Los pacientes con esófago de Barrett tienen entre 30 a 50 veces más riesgo de desarrollar cáncer de esófago. 

 

Se estima que del total de las personas a quienes se les realiza una endoscopia superior por síntomas de reflujo, se encontrará Esófago de Barrett en 10 a 14% de ellas.

 

La edad promedio para desarrollar Esófago de Barrett es a los 40 años, pero la edad promedio de diagnóstico es a los 63 años de edad, lo cual sugiere que esta condición puede permanecer sin ser diagnosticada por un periodo de 20 años o más.

 

La presencia de síntomas de reflujo gastroesofágico de larga evolución es factor de riesgo para desarrollar Esófago de Barrett, así como el hecho de ser portadores de una hernia hiatal grande. 

 

Los síntomas más frecuentes en el Esófago de Barrett son Pirosis (acidez), regurgitación (regreso de alimentos),  disfagia (dificultad para el paso de alimento, líquidos o sólidos).

 

El tratamiento debe ser personalizado a cada paciente de acuerdo a los hallazgos endoscopicos, edad, comorbilidades, apego terapéutico. 

 

Para mayor información solicita tu consulta ahora mismo.